Con más gente como este niño la crisis se acababa en dos días (vídeo)

Niño de 9 años monta negocio de éxito.

Caine es un niño de 9 años de Los Ángeles que pasa aburrido los días de verano en el negocio de su padre, un taller de recambios venido a menos por la caída del tráfico en la zona.

A Caine le encantan los recreativos. Y debe ser verdad eso de que California es una fábrica de emprendedores, porque Caine, ni corto ni perezoso, decide construirse su propio recreativo en la entrada de la tienda de su padre.

Como no tiene dinero, ni máquinas, ni apoyo de nadie, coge las cajas de cartón y plásticos que desecha su padre y se fabrica sus propios juegos. Todo empezó con un juego de fútbol y ya tiene hasta una pinza de esas que atrapan peluches. Como regalos para los ganadores ofrece sus propios juguetes. También ha construido una oficina con una ventana de plástico desde donde atiende a los clientes.

Caine invita a todos los clientes de su padre a echar una partidita, pero los adultos, demasiado ocupados con sus problemas importantes, le miran de arriba abajo y se marchan sin contestarle. Caine no sólo no se desanima sino que se lo toma más en serio cada día, ahora ha hecho que le hagan una camiseta corporativa y está muy orgulloso de ello.

Pasan los días y los clientes no llegan, pero Caine no desiste y su perseverancia acaba teniendo recompensa.

(Padre) Caine, ¿nos podemos ir a casa ya?, hoy no hay muchos client… (Caine) "Nooop"

Listo ¡y currante!

Un buen día llega Nirvan, un cliente despistado en busca de un tirador para su Toyota Corola y se produce la siguiente conversación:

Nirvan: “¿Cómo funciona esto?”

Caine: “Puedes pagar un dólar y jugar cuatro partidas o pagar dos dólares y comprar un pase de la diversión.”

Nirvan: “¿Y en qué consiste el pase de la diversión?”

Caine: “El pase de la diversión son 500 partidas.”

Tan conmovido queda Nirvan por el ingenio y la ternura de Caine que se propone conseguirle un par de clientes más. Al llegar a casa, Nirvan publica un evento en Facebook, escribe un par de tweets… y la cosa se le va de las manos. De manera incontrolada se organiza una quedada multitudinaria para jugar en el recreativo de Caine.

Así, el domingo siguiente por la tarde cientos de personas se dirigen al taller del padre de Caine, incluyendo el canal de televisión NBCCaine, mientras tanto, come pizza junto con su padre durante la hora del almuerzo, ajeno a la sorpresa que se encontrará a su vuelta.

Aunque el vídeo está en inglés te recomiendo que lo veas aunque sólo sea por disfrutar de la mezcla de alegría, pillería e inocencia que refleja la cara Caine. Si después de ver el vídeo no se te cae una lagrimilla es que no tienes corazón.

Como Caine es un genio, su familia es humilde, y en Estados Unidos estudiar en la universidad no es algo que se pueda permitir todo el mundo, ya se ha organizado algo así el Fondo para la Beca Educativa de Caine que pretende ayudarle a conseguir este objetivo.

Sólo han pasado dos días, el vídeo ya tiene más de 1 millón de reproducciones y se han recaudado más de 80.000 $ 90.000 $ 95.000 $ los 100 mil dólares que se han puesto como objetivo. Si quieres ayudar con la causa puedes hacerlo en cainesarcade.com. También puedes seguir la historia en twitter y Facebook.

¡Y espero que pronto salgan a la venta las camisetas del recreativo de Caine porque yo no me quedo sin una!

Por cierto, ¿alguien se imagina a Caine, dentro de 20 años, quejándose por no encontrar trabajo o porque no le conceden no-se-que ayuda pública? Seguro que no, pero claro, cuando llegue ese día ya habrá más de uno al que le falte tiempo para decir lo explotador que es el bueno de Caine.

Un comentario, deja el tuyo

  1. elblogdeluna dice:

    Una historia preciosa protagonizada por un niño lleno de creatividad, inteligencia y voluntad.

Comenta

Todos los campos son obligatorios: