5 motivos por los que amo a Apple

Amo a Apple por su ingeniosa comunicación, su excelente diseño industrial, su atención en los detalles, su capacidad para prescindir de lo accesorio, y sobre todo, porque funciona.

Tras el artículo 5 motivos por los que odio a Apple era deber halagar lo bueno de una compañía tan diferente. 5 motivos por los que amo a Apple:

5. Comunicación

Apple entiende mejor que cualquier otra compañía de electrónica de consumo la psicología del consumidor. Es parte de su cultura empresarial que el producto es parte del marketing y el marketing es parte del producto. Consecuencia de esta visión son el resto de motivos por los que amo a Apple.

Mi anuncio favorito de Apple, To The Crazy Ones (1997), subtitulado en castellano:

4. Diseño industrial

Si no fuera por excepciones, como Dyson, Braun y, sobre todo, Apple, diría que vivimos en una época en la que se ha olvidado lo que es el buen diseño industrial.

Foto de la radio Braun T3 y el Apple iPod de primera generación. Yo amo a Apple, Jony Ive ama a Braun.

Si yo amo a Apple, Jony Ive, responsable del diseño industrial de Apple, ama a Braun, en cuyos diseños, obra del mítico Dieter Rams, busca inspiración a menudo. (Parece que Apple es el único que se puede inspirar en otros sin ser acusado de plagio).

Produce placer que las cosas que nos rodean sean limpias, sencillas, prácticas, bonitas; y amo a Apple por no haberse olvidado de ello.

3. Cuidado en los detalles

No tengo ningún otro producto en el que el fabricante haya puesto tanta dedicación en los pequeños detalles como en mi MacBook Pro, y lo mismo puedo decir del sistema operativo Mac OS.

  • El conector con el transformador no se inserta en el portátil, en realidad es un imán. Así, si tropiezas con el cable éste salta sin dañarse.
  • Los portátiles están diseñados de tal forma que no cuentan con ranuras de ventilación visibles, evitando así la entrada de polvo.
  • Instalar un programa consiste en copiar un icono. ¿Desinstalarlo? Tan fácil como borrar el icono.
  • Las palas de los ventiladores están dispuestas de manera irregular, pues produce menos ruido.
Foto del interior de un iMac, perfectamente ordenado

Un iMac por dentro es más bonito que cualquier PC por fuera.

Siendo un niño, Steve Jobs le preguntó a su padre, que está pintando una valla, por qué la pintaba también por el lado que nadie ve, y su padre le contestó: “Porque hacerlo así es la forma de saber que lo has hecho todo perfecto.”

2. Menos es más

Por esto amo a Apple mucho, y es que no tienen reparos es reducir y sacrificar. Sacrifican productos, tecnologías y opciones de configuración sin escuchar a nostálgicos.

A menudo se les acusa de soberbios, pero es que saben mejor que nadie que las decisiones en comité no funcionan.

Fueron los primeros en eliminar el módem de los portátiles y por ello fueron criticados. Un año después, ningún portátil incluía módem. Les ridiculizaron cuando eliminaron el lector de CD Rom de sus portátiles, y 6 meses después… en fin, ya sabes como está el tema ahora. Lo mismo ocurrió cuando quitaron las tarjetas de red de los portátiles y cuando no permitieron Flash en sus móviles.

Cada vez que la competencia les acusaba de desoír a sus competidores, Jobs citaba a Henry Ford:

“Si le hubiera preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido.” —Henry Ford.

1. Pero sobre todo, amo a Apple porque simplemente funciona

Decir de Apple que simplemente funciona parece un cliché, ¡pero es que es verdad!

Es fácil, intuitivo, no falla, no se cuelga, no hay que formatear, leer instrucciones, ni resetear. El uso es placentero, el funcionamiento fluido y el tiempo se emplea realizando la tarea que deseas hacer, no preparándote para ello ni solucionando los errores que surgen a mitad del camino.

Martin Varsavsky lo explicó brillantemente en una charla en la que dijo que cuando usaba Mac se sentía inteligente, lo contrario que cuando usaba Windows.

Con esto queda cerrado el tema: amo a Apple tanto como le odio. Y tú, ¿eres un fanboy que sólo ves lo bueno de Apple?.

Comenta

Todos los campos son obligatorios: